BLOG 093



Santuarios antiguos de la ciudad de Shusha (*) 


La historia de Shusha, la cuna de la música y la cultura de Azerbaiyán, se refleja en muchas fuentes locales y extranjeras, así como en los estudios científicos. 
 
El material documental presentado a su atención también cuenta la historia de Shusha, sus monumentos religiosos y templos, tan antiguos como ella.  
Si comenzamos con los monumentos más antiguos, dos mezquitas con minaretes dobles Mezquita Yukhari Govhar Agha (Mezquita Govhar Agha Superior) y Mezquita Ashaghi Govhar Agha (Mezquita Govhar Agha Inferior) incluidos en la lista de joyas arquitectónicas raras entre los monumentos y edificios emblemáticos no solo de Karabaj sino también del Oriente musulmán en general, primero debemos recordar el hecho histórico principal: Shusha fue fundada en el siglo XVIII, en 1752, por el kan de Karabaj Panahali kan, que prestó especial atención a la construcción de mezquitas.  
Otro punto que debemos conocer y recordar en relación con la historia de estas dos antiguas mezquitas de Shusha es a quién pertenece el nombre Govhar agha que se les da y por qué está inmortalizado por este nombre en particular. 
 
Govhar agha 
 − el nombre real es Govharnisa bayim 
− la hija de Ibrahimkhalil kan Javanshir, el tercer kan de Karabaj;  
− nació en el año 1790 en Shusha;  
− desde muy joven se distinguió por la belleza y la mente;  
– a los 16 años, se casó con el famoso kan de Shaki Jafargulu kan Khoyski, quien por su coraje y valentía fue apodado Batmangylynj (Espada poderosa);  
− después de la muerte de su esposo, en 1814 se mudó nuevamente de Sheki a Shusha;  
− dedicó el resto de su vida a la adoración, la enseñanza y la caridad;  
− con sus obras piadosas, educativas y caritativas, ganó un gran respeto y veneración no solo en Shusha, sino también en toda la región de Karabaj.  

Junto con las actividades educativas y caritativas, Govharnisa bayim prestó especial atención a los templos religiosos de Shusha. En el sitio de dos pequeñas mezquitas que quedaban de su abuelo y su padre, construyó mezquitas con dos altos minaretes gemelos que tenían salas separadas para hombres y mujeres.
Estas mezquitas, construidas con materiales de construcción naturales, con altares, sótanos y minaretes especialmente decorados con el antiguo adorno de Karabaj guldasta (“ramo”), tienen un significado especial en la historia de la arquitectura de Shusha y Karabaj en general.
  


A medida que aumenta la población, los restos de muchas mezquitas construidas en cada uno de los 17 barrios de Shusha – la Mezquita Julfalar, la Mezquita Haji Yusifli, la Mezquita Kocharli, la Mezquita Mamay, la Mezquita Mardinli, la Mezquita Guyulug, la Mezquita Saatly, la Mezquita Seyidli, la Mezquita Chol Gala, la Mezquita Khoja Marjanly, la Mezquita Taza Mahalla han llegado hasta nuestros días.

Los techos y las paredes, las columnas y los minaretes de las mezquitas, diseñadas por el famoso arquitecto Kerbalai Safikhan Karabaji de esa época, están decoradas con su famoso contemporáneo, el artista Kerbalai Safarali 
En la ciudad de Shusha, ya en 1752, existían madrasas en las que se enseñaba, principalmente a los adolescentes, los conceptos básicos del Islam, el idioma árabe, la interpretación del Corán y el canto perfecto de Azan (Adhan).
Lugares sagrados de la ciudad de Shusha, como Cueva de Hazrat Ali, el Santuario de curación de Hazrat Abbas, los santuarios de Saggakhan y Pirgah, la tumba de Seyid Mirfasih, el Santuario de Mir Mehdi agha, el Santuario de Gasym agha, se convirtieron en sagrados para la adoración de musulmanes de diferentes regiones de Azerbaiyán.

A lo largo de la historia, junto con los templos musulmanes de Shusha, los antiguos templos albaneses han sido tratados con respeto y reverencia. El estado azerbaiyano siempre ha conservado templos albaneses-cristianos tan famosos como la iglesia Gazanchy, la iglesia Verde y la iglesia Gala 
También se encuentran datos interesantes en las memorias y las historias escritas sobre las figuras religiosas, los sayyides y mulás de Shusha. De particular interés es el famoso diálogo que tuvo lugar en 1918 entre Nuru Pasha, el general turco, comandante del ejército islámico del Cáucaso y el mulá de una de las mezquitas de la ciudad.  
La historia cuenta que mientras estaba en Shusha, Nuru Pasha, que escuchó el sonido apaciguador de azan desde la distancia, entró en la mezquita y, después de familiarizarse con el mulá de la mezquita, le dio un puñado de monedas de oro y dice:  
− Si aceptas venir conmigo a Estambul, te pagaré el doble de monedas de oro al mes. Representantes de muchas nacionalidades viven en Estambul, quien escuche este azan que recitas se convertirá en musulmán.  
Para la propuesta de Nuru Pasha, el mulá responde:  
− Muchas gracias, Pasha. Con mucho gusto aceptaría su oferta, pero me temo que le decepcionaré.  
Cuando Nuru Pasha le pregunta al mulá sobre la razón de la “decepción”, él dice:  
− Es Shusha que me da esta voz... Es su aire, agua, tierra lo que me hace cantar así... No creo que mi voz permanezca como está si dejo esta tierra.  

Pero todas estas bellezas, esta antigua cultura rica en historia, fueron víctimas de la política agresiva “armenia, que envolvió al mundo como una telaraña con su codicia por la tierra, pasó a la historia con asesinatos sangrientos, expulsiones masivas y genocidios… 
...Finales de los 80... Eventos en el espacio de la antigua URSS, en declive… 
En este período fatídico, Azerbaiyán, que se retiró de la Unión Soviética, declaró su independencia, pero aún no se ha formado como un estado independiente... A partir de finales del siglo XIX, los grupos de bandidos nacionalistas armenios, que invadieron las tierras de Azerbaiyán, aprovecharon estos eventos sociales y políticos controvertidos para lograr la implementación de su política tradicional de conquista, bajo el patrocinio de la Rusia zarista, luego de la Rusia Soviética y otros patrocinadores.
A través de la falsificación de la historia y el programa de armenización llevaron a cabo, paso a paso, las brutales agresiones despiadadas y traicioneras   
...En aquellos tiempos terribles, los lugareños de la legendaria ciudad de Shusha fueron expulsados, los antiguos monumentos, templos fueron destruidos, los alrededores se convirtieron en ruinas… 


... Pasaron los años... El paciente pueblo de Azerbaiyán, con dolor y tristeza, esperaba el día en que pudiera reunirse con su tierra natal, con la hermosa ciudad de Shusha… Este día es el 8 de noviembre de 2020, después de exactamente 28 años Pero no se dobló ni se rompió, no se sintió impotente ante la política de doble rasero del mundo... Después de convertir la pluma en un arma, la tinta en sangre, Él mismo escribió su destino… Y… como en todos los cuentos educativos, la traición, el mal, la injusticia se inclinan ante la justicia y el coraje, como la oscuridad desaparece a la luz del Sol, la Verdad y la justicia triunfan de nuevo… 
El 8 de noviembre de 2020, gracias a la voluntad decisiva del victorioso Comandante en Jefe Supremo Ilham Aliyev y el valiente ejército de Azerbaiyán, el corazón de Karabaj, la ciudad de Shusha, la cuna de mugham y gazales, fue liberada de la ocupación... Jabrayil, Fuzuli, Zangilan, Gubadli, Aghdam, Kalbajar, Lachin y finalmente... la santa Shusha se reunieron con su Azerbaiyán natal... La antigua ciudad comenzó a  respirar y florecer... 
Hoy en día, en la ciudad de Shusha, la antigua cuna de la música y la cultura de
Azerbaiyán, se realizan trabajos de construcción y embellecimiento, se llevan a cabo 
eventos culturales internacionales, festivales musicales, poéticos y culinarios. 

Shusha sorprende a todo el mundo con su historia, cultura, misteriosas bellezas de la naturaleza…  


(*) El presente trabajo es una colaboración del Centro Estatal de Traducción de Azerbaiyán.

Comentarios

LO MÁS VISTO

REFLEXIÓN GLOBALIZADA 021

BLOG 014

BLOG 091